Garabatos de Mi Vida

Blog

Con Ojos de Turista

Posted on August 21, 2014 at 3:50 PM

En la última entrada que les compartí hace un poco más de una semana, relataba que iba en camino a Holanda.

Les cuento que el país es precioso!

 

El primer día estuve en la casa de Anna Frank, el museo de la sinagoga Portuguesa y el museo judío. Aparte de eso tomé un buen Tour por toda la ciudad en una bicicleta doble con ¿qué mejor guía que un guapo novio holandés? que para rematarla es una enciclopedia que camina!

 

El segundo día fui con el, su papá y sus hermanos a las afueras de la ciudad. Estuve en un lugar llamado Volendam y otro cuyo nombre no recuerdo. Paseamos a ver la fabrica de queso y los distintos molinos de viento con toda su genialidad. Estos son una verdadera obra de arte inteligente ya que no solo sirven para soplar el agua que cae en tierra hacia los ríos (y así Holanda no acabe hundida) si no que también sirve para crear distintos tipos de bienes como especias, tiza, tintes, harina , etc. También fuimos a la fabrica de zancos artesanales y pudimos observar todo tipo de zapatos! Todos los colores y estilos existentes; desde los mas simples hasta los que tienen pinta de Lady Gaga.

 

El tercer día estuve en el Rijksmuseum en el cual la hermana de mi adorado niño fue quien me dio el Tour. Tal parece que esta familia esta llena de 'guías turísticos' natos con mucha cultura e historia. Encontré toda clase de obras de arte de distintos periodos de la historia y no dejé de quedar impresionada por los distintos puntos de vista que la humanidad ha tenido a través del tiempo. Luego de esto nos sentamos en una cafetería y debo admitir que tienen el mejor pan y queso que he probado hasta este punto de mi vida.

 

Los últimos días fueron dedicados a festividades familiares. El jueves era la despedida de soltera de una de mis "cuñadas". Fuimos a Ámsterdam y tuvimos un taller de como preparar cócteles y luego tuvimos una cena preparada por su mama, donde las risas y las anécdotas en español, inglés y holandés no terminaban. Resulta que habían personas de todas partes del mundo! Debo admitir que las fiestas bachelorette de las personas locales son mucho más tranquilas y familiares de lo que las bachelorette de Panamá y otros países parecen ser. Uno se imagina toda clase de locuras y borracheras siendo Holanda la anfitriona de tal evento pero resulta lo contrario. El viernes fue el matrimonio legal, el sábado en la mañana fuimos al templo, tuvimos almuerzo y paseamos a pie por "Abcoude" (la pequeña aldea en la cual los papas de mi novio viven) que por cierto es tan bella, que parece sacada de una pintura. El domingo fue la boda y aquí conocí a toda la familia. Puedo decir que la boda también fue muy distinta a lo que conozco pero se me hizo acogedora e intima y eso me gustó.

 

Fueron momentos maravillosos! Pero quiero utilizar esta entrada para hablar de una experiencia en especial...

 

El día 1 cuando iba paseando en bici con mi novio, nos cruzamos a otro señor en bicicleta que parecía ir de muy mal humor y que casi se nos va encima. El hombre muy enojado exclamó en el idioma local entre dientes, "estupidos turistas". Cuando mi chico le respondió en perfecto holandés que el era de Ámsterdam y que era el señor quien se encontraba violando las normas de transporte el tipo se puso rojo de la vergüenza al ver que entendimos lo que dijo y siguió su camino. Lo acontecido me dejó pensando profundamente. Que hay de malo en ser turista? Esto no solo parece afectar a los holandeses, pero he visto que sucede en otros países. Los turistas les traen ingresos al país que visitan y no solo eso, si no que desafortunadamente parecen ser más patrióticos que los propios nacionales de tierra ajena a ellos! No digo que en los países respectivos de todas las personas del mundo no haya patriotismo pero es muy común que por estar concentrados en la burocracia, stress del trabajo, el tranque, las metidas de pata del gobierno y los impuestos nos olvidemos de las maravillas que la tierra que nos acoge puede ofrecernos.

 

Esto también pasa en Panamá e Israel. Antes de mudarme, miraba a Israel como un país tan maravilloso que todo sería color de rosa (aunque teóricamente supiera que seria difícil), hasta que me convertí en una ciudadana más y comencé a concentrarme en los defectos en vez de los detalles por los cuales me había enamorado de esta tierra. En Panamá me quejaba de la falta de educación (que sigue siendo un problema de todas formas), el tranque, los taxistas que no te llevan a ningún lugar y la "frescura" del típico panameño. Fue únicamente hasta el momento en el que pase más de un año en las afueras que comencé a ver el lugar que me vio crecer, como una turista. Cada vez que vuelvo a visitar Panamá o les cuento de mi país a otras personas, les expreso lo maravillosos que es venir de un lugar que no solo ofrece panoramas exquisitos si no que tiene toda clase de flora y fauna! Que belleza es que panameño no solo tenga tanta naturaleza si no que la ciudad sea tan avanzada. Que no hayan guerras y que estemos más tranquilos que en otros lugares vecinos, por caminar en la calle. Si bien es cierto que todo país tiene sus problemas internos y estos no deben ser ignorados, también es cierto que muchas veces tenemos la tendencia de olvidar las cosas buenas que hacen al lugar en cuestión tan especial para quienes visitan.

 

Es por esto que comienzo a pensar que quisiera ser una 'turista' para siempre, en donde sea que me establezca. Quiero mirar las cosas como lo hacen las personas que se aventuran a viajar todo el tiempo y aprecian una belleza que no todos logran apreciar.

 

Quiero dejar de concentrarme todo el tiempo en las cosas negativas, y quiero vivir con ojos de turista...

 

Vivian.



 

Categories: My crazy little world :p

Post a Comment

Oops!

Oops, you forgot something.

Oops!

The words you entered did not match the given text. Please try again.

Already a member? Sign In

0 Comments