Garabatos de Mi Vida

Blog

Coraje.

Posted on July 16, 2012 at 4:20 PM

Coraje…

Después de tanto tiempo sin poderme sentar tranquilamente a compartirles más garabatos de mi vida, por fin tomé el momento para hacerlo con muchos motivos de inspiración y vivencias que contarles que ya no sé ni por donde comenzar.

 

Para los que no están al tanto del hoy día en cuanto a mi loco presente, me monté a las 8:20 AM en el aeropuerto de Tocumen (Ciudad de Panamá;), al avión que iniciaría uno de los momentos que marcarían mi vida por siempre. Con una escala a Nueva York, luego llegué el 21 de junio a las 12:00 PM a lo que sería mi nuevo hogar: Israel. Aprox. 11895.18 Kilómetros de distancia con Panamá, un idioma totalmente diferente al español donde no hay vocales y se lee de derecha a izquierda, un montón de gente medio extraña y varios letreros que apenas puedo leer y casi siempre están en hebreo, árabe y ruso.

 

Vivo en un “Kibbutz” que para quienes no saben lo que es, yo le llamaba anteriormente “Granja Sostenible” pero un amigo argentino que también vive en este lugar y de hecho es mi vecino de cuarto, lo pudo relatar mejor al contar sus primeras experiencias aquí y me tomaré el atrevimiento de parafrasear fragmentos de su escrito, pues fue mejor su explicación:

 

““kibbutz”, en hebreo (קִבּוּץ;) significa “agrupación”…

…hay un comedor y (la mayoría) desayunan y almuerzan acá. La mayoría de las residencias son edificios de departamentos. Pero también hay casas. Lavan toda la ropa en un lavadero para todos. Tienen un mercadito de productos frescos y comidas, y otro negocio de productos de mercado y librería…En estos mercados algunas cosas son bastante más baratas que afuera.

…En este kibbutz hay trabajo de campo, una fábrica de envases plásticos, en el comedor, los mercados, la lavandería, el jardín de bodas y eventos (donde una boda para 350 personas cuesta €25.000), un pequeño zoológico para tocar animales, una escuela de equitación, etc. El kibbutz también renta edificios para empresas. El país es chico, y los precios de compra y alquiler de inmuebles son muuuy altos. También hay un café, un par de pubs, un centro de juegos-pelotero grandecito y una discoteca (que tienen una administración propia, porque también reciben a gente de afuera del kibbutz).

Otros kibbutzim (“-im” es el plural masculino en hebreo) tienen otras industrias y servicios. Algunos se dedican al turismo y tienen hoteles.

El kibbutz tiene su propia escuela primaria, un asilo de ancianos, una mini-sinagoga, piscina; hay un auditorio grande que es para el Municipio…”

En pocas palabras si se auto sostiene hasta cierto punto y si tiene características parecidas a la de los primeros años de los Kibbutzim, que se dedicaban a trabajar la tierra y agricultura, pero con características más modernas, menos comunistas al extremo y más bien como una mini ciudad. Estudio hebreo 3 días a la semana intercalada y trabajo en un kínder con niños de 1 año lunes, miércoles y viernes. Amo mi trabajo pues cada día me encuentro con más de las ocurrencias de mis chiquitines, más de su amor e inocencia, ya casi me sé todos sus nombres y poco a poco me enamoro más de ellos y estos también me dan de su cariño cada vez más al irme conociendo.

 

Como se pudieron dar de cuenta en un par de líneas arriba, no soy la única latinoamericana si no que también me he encontrado con gente Argentina, Perú y Venezuela en mi clase, además de México, Uruguay y Colombia en mi trabajo y entre mis amistades. También tengo amigos de Ucrania, Rusia, Francia, Sudáfrica, Alemania, Suiza, Estados Unidos, Canadá e Inglaterra, sin embargo aún no me encuentro a ningún panameño.

 

No todo es color de rosa; me he perdido ya un par de veces en dos ciudades diferentes (sola) las cuales a una apenas conozco algunos de sus lugares y la otra hasta hoy en día no sé cómo se llama aún. También tuve que parar al hospital una noche y el servicio era un desastre además de que tomó 3 horas para que me atendieran. Entre otras de las cosas que me tienen de cabeza, he tenido un choque cultural fuertísimo con tanto la gente que vive conmigo como la que simplemente me rodea; me encuentro con mucho libertinaje, gente que solo desea “divertirse” por una noche con otros así de sencillamente y hasta con proposiciones que al final tienen un doble sentido de las cuales una vez fui “víctima” pero la salí bien librada y nada sucedió (Tip1: Si un chico que apenas conoces te invita a ver en su cuarto “una película”, no vayas!). Llevo más de un mes sin pasar un viernes conviviendo con mi familia en un momento sano y de calidad mientras que aquí todos acostumbran a salir arrancarse y otra vez en su mayoría “divertirse” en sus cuartos con otros o simplemente hacer tonterías porque el alcohol no los deja en su juicio. Creyendo que en Panamá era una chava bastante loca por atreverse a bailar sola en la mitad de la calle o pintarse el cabello de verde, resulté ser la niña más buena e inocente de todo el lugar pero también agradeciendo a mis padres que me hayan educado de la manera que lo hicieron y que tenga valores tan arraigados.

 

Hay días en los que solo quiero llorar; quiero salir huyendo, extraño Panamá y hasta mi olorosa bahía “mojón beach”! A veces siento que no se puede en serio confiar en nadie y que todos están locos (y no en el mejor de los sentidos).

 

Sin embargo hay algo más que me impulsó a escribir esta nota para contarles todo esto. Un día en el que me encontraba en una de estas depresiones nostálgicas y derrotadas, me llegó un mensaje al Facebook por Inbox de una persona poco esperada que me relataba que había leído un libro sobre el coraje y como he sido para ella un gran ejemplo al no importarme lo que piensen los demás en Panamá y vivir mi vida además de atreverme a dejar todo lo que amo por venir a perseguir mis sueños en Israel y ser feliz porque es lo que siempre quise. Y esta persona cree que haberme escrito esto era extraño y un poco espontaneo pero se lo agradezco desde el fondo de mi alma. Al terminar de leer su mensaje solo me dije “Tengo que seguir tratando y no me puedo dejar rendir por pequeñeces. Esto es apenas el comienzo y siempre van haber obstáculos. Tengo que seguir adelante con la cabeza tan arriba como siempre!”

 

Al final este lugar no es tan malo ni tan bueno como uno lo juzga al principio, si no que es justo el lugar en el que se supone que debo de estar. El día de mi cumpleaños salí muy sorprendida ya que me di cuenta de que en muy poco tiempo me hice amiga de casi todas las personas del grupo, todos asistieron a celebrar mis 21 años y me cantaron feliz cumpleaños en ruso, francés, hebreo, inglés y español! No solo eso sino que también caí en cuenta que muchas veces uno tiende a concluir sobre una persona muy pronto. Los que creía más pesados, groseros y molestos, resultaron ser los más dulces y respetuosos de los individuos. Los que creí buenos y encantadores, bastante mentirosos y algunos permanecieron siendo de la misma manera en la que eran desde que pisaron este lugar. Sí existen personas con valores, moral y consciencia y me encanta haber encontrado a esas personas!

 

Antes de concluir esta nota quiero hacer énfasis en que cuando me encontraba en Panamá y le comentaba a las personas que me iba para perseguir mis sueños muchos me deseaban suerte con mucho asombro y comentaban que ellos siempre quisieron irse atrás de su felicidad pero no lo hacen pues no han tenido el coraje de dar el primer paso, debido al miedo del qué dirán. ¡Esto no tiene porque ser así! Ni siquiera tiene lógica. El dueño de tu camino y tu vida eres tú y eres lo que decidas que quieres ser.

 

Para cerrar con el último punto de mis garabatos, quiero dejarle un mensaje a alguna gente:

 

A la hermosa y oportuna persona que me escribió este mensaje sobre el coraje (ella sabe quién es), quiero nuevamente darle mil gracias por haberme enviado esas palabras que me ayudaron más de lo que se imagina.

 

A un nuevo pero muy querido amigo "loco" que me relata sentirse solo en este lugar y que tanto desea dar de sí, que tenga el coraje de darse cuenta que NO está solo y que hay cientos de maneras de dar y de sentirse bien además de que debe de entender que apenas está en un proceso de adaptación. !Paciencia!

 

A otro muy querido amigo, que deje de andarse quejando de su situación actual porque el único que la crea es el mismo y el único que puede cambiarla también es él y es momento de tener ese mismo coraje, poner un poquito más de esfuerzo y ACTUAR!!! (Ya déjate de webonadas negativas y quejarte si no haces nada al respecto o no te quejes del todo)

 

A todos los demás que tanto adoro y que se encuentran lejos de mí, que sepan que los amo! Estoy bien y cada día logro ser una persona mejor.

CON TODO MI CORAJE,

YO ;)

(Sudamericanos en Israel :D )

Categories: Lo que ronda por mi cabeza...

Post a Comment

Oops!

Oops, you forgot something.

Oops!

The words you entered did not match the given text. Please try again.

Already a member? Sign In

1 Comment

Reply Linda Ramsey
7:22 PM on July 16, 2012 
Siempre es un placer leer a mi blogger favorita, es increíble todo lo que has vivido en tan corto tiempo. La verdad es que yo también siento mucha admiración por ti porque no cualquiera se atreve a hacer lo que tu hiciste. Luchar por tus sueños sin importar el que dirán a pesar de la distancia, el choque cultural y demás. Que bueno que hayas hecho buenos amigos que también te apoyen y brinden su cariño. Que pena que muchos de los que estén allá solo piensen en "divertirse" lo bueno es que tu estás clara cual es tu objetivo sin importar lo que puedan hacer los demás. Pero debes ser más precavida para que no te ocurra nada malo mi querida amiga.

¡Gracias por compartir, siempre es un placer leer los garabatos de tu vida!
Un abrazo fuerte