Garabatos de Mi Vida

Blog

Atrevimientos Sin Pena

Posted on August 12, 2014 at 4:55 AM

Estuve leyendo no hace mucho, un escrito de una Blogger que me parece brillante en la manera que expresa lo que piensa. Sus escritos son divertidos y bastante entretenidos sin embargo esta entrada a mi parecer es una de las más profundas: "Palabras que Matan". Así se titulaba la pieza. En su pensar, "las palabras son instrumentos poderosos" y no puedo estar más de acuerdo!

 

Soy de las que piensan que si bien es cierto que una guerra puede tomar muchos escenarios donde los protagonistas parecen ser las armas, los bombazos y los ejércitos, algunas personas parecen ignorar que en realidad son las palabras, causantes de muchos aspectos de un conflicto. La media tiene la obligación de informarnos acerca de lo que sucede a nuestro alrededor. Sin embargo muchas veces la información que nos llega puede llegar a ser subjetiva, retorcida y lo que más vende, no es necesariamente la verdad. Desde el régimen Nazi hasta el conflicto árabe-israelí, la media llega a ser tan fuerte que puede llegar a transformar los pensamientos y las actitudes de las personas hacía una situación especifica o a su vida entera.

 

Por eso he decidido estudiar comunicación. Es probable que no tenga madera del mejor soldado en un ejercito, ni el mejor científico para encontrar una mejor arma o la solución a todos los problemas del planeta. Pero hay algo que sí tengo: habilidad para escribir y expresarme sin problemas. No intento presumir ni soy la mejor de todas, pero siento que soy buena en esto y lo disfruto. Reconozco tanto que las palabras pueden ser tan poderosas, que para intentar aportar mi granito de arena a un mundo mejor me metí a estudiar el empirismo de como transmitir mis ideas.

 

Pero la pregunta es ¿Hasta que punto pueden ser las palabras tan poderosas? Es aquí donde en lo personal difiero con la autora. Las palabras son poderosas pero esto es simplemente porque somos nosotros quienes lo permitimos, tanto de manera positiva como negativa. Esta continúa relatando que cuando ella era pequeña, su mamá "siempre puso mucho énfasis en la importancia de que sus hijas cuidaran su reputación y buen nombre" y ella en su rebelde niñez respondía "¡Qué me importa lo que piensen los demás !". Aunque es importante cuidar nuestro buen nombre, no por los demás pero porque debemos tener respeto propio y dignidad, me gusta como piensa su rebelde versión.

 

Vengo de un país que muchas veces se basa en las apariencias y todo se ve muy bonito. Panamá es así y específicamente la comunidad en la que crecí, parece que somos famosos en otras partes del mundo por ser los fashionistas más hot del momento y por parecer que andamos en una pasarela las 24 hras. Esto me gusta. Tenemos estilo y valores muy estrictos para no solo ser los modelos colectivos mas 'in' de los latinos, pero para ser los más envidiados y codiciados por el resto de los externos, debido nuestra excelente presentación.

 

Sin embargo hay limites y desafortunadamente algunas personas de 'pasarelandia' pueden llegar a cruzarlos cuando:

 

-Prefieren endeudarse que tener una carcacha como carro por no aparentar ser 'cheap'.

-Prefieren tener los zapatos más exclusivos de Channel, que invertir en pasar más tiempo con quienes les rodean.

 

Pero las cosas no acaban allí...

 

-En vez de atreverse a decir lo que piensan y sienten, mejor no dicen nada por miedo a las demás opiniones.

-En vez de seguir sus sueños, escogen hacer lo que los demás esperan, porque ¡Dios nos salve! si se aventuran a decir que quieren ser artistas o astronautas.

-Ya no bailan en las fiestas porque tienen miedo de hacer el ridículo cuando otros ven que les prende el ritmo de una canción.

-Se prohíben disfrutar de ese postre que les encanta porque no vaya a ser que se engorden y parezcan unas 'vacas' comiendo carbohidratos.

-Dejaron de tener una amistad o hablarle a alguien porque el rumor dice que la hermana de la cuñada de la tía hizo algo indecente y ¡no vaya a ser que piensen que ellos también lo son!

-¡Prohibido estar soltera después de los 24! No importa que tan enamorada estés. Si no te casas lo más pronto posible eres una quedada y más te vale que la unión sea con alguien de nombre y apellido de la realeza o algo parecido.

 

Estas son apariencias por el miedo a las ideas que se tranforman en palabras.

 

¿Hasta que punto debe de importarnos lo que piensan los demás?

 

Recuerdo que cuando estaba en el colegio la gente se burlaba de mi no solo por ser gordita si no por cosas inexistentes. A la gente le encantaba inventar los rumores más patéticos de todos: algunos decían que era satánica y otros que era gótica porque solía escuchar géneros de música más pesados a los que la mayoría acostumbra. Tambien que practicaba otra religión, que estaba loca, que era tonta, una 'looser' y quien sabe que más... Sus palabras sin sentido me afectaban tanto que llegué a caer en depresiones muy fuertes y acomplejarme terriblemente. Me costaba hacer amigos y vivía en el psicólogo llorando. Eran tan fuertes los rollos mentales que mis compañeros me hacían, que intenté de todo para tratar de ser como ellos. Fui a todos los nutricionistas posibles, compraba ropa nueva, trataba de encajar en las fiestas, estaba dispuesta hacer todo el trabajo en las tareas en grupo y todo con tal de que me aceptaran pero nada funcionaba.

 

Hasta que un día me harté de que me afectara tanto. Al fin y al cabo, quienes son estas personas? Gente que no volveré a ver al graduarme si acaso en algún evento social, gente que no me conoce ni le importo, gente que no tiene ni la menor idea de quien soy y gente que usa palabras realmente vacías?

 

Palabras a las cuales yo les di el poder de dañarme hasta el día que ya no quise y tome la decisión de que lo que inventaran me valía un bledo. Gracias a este poderoso descubrimiento, fui aventurarme a ser lo que me propusiera y atreverme hacer las cosas que nadie se atrevería.

-Me mudé de país solita como siempre había soñado.

-Logré publicar algunos de mis escritos.

-Me pinté el cabello de los colores más locos y divertidos.

-Me pongo la ropa que se me antoje sin miedo al prejuicio.

-Conozco a personas de todas partes del mundo.

-He amado y hecho amistades con personas que van y vienen sin miedo a ser una pobre 'quedada' que se quemó.

-Y he experimentado cosas que muchas personas de mi edad (o incluso mayores) no han vivido por miedo.

 

Soy independiente, trabajo en lo que quiero, estudio y vivo sola en un pequeño estudio que decoré a mi gusto.

Y todo porque dejé las preocupaciones a un lado de que alguien fuera a criticarme. Le quité el poder a las palabras que no solo matan, si no que para empezar no me dejaban comenzar a vivir!

 

Y como la vieja frase dice "después del túnel llega la luz", me siento plena y extremadamente fuerte. Por fin me amo lo suficiente como para hacerme respetar, siempre y cuando el que dirán me preocupe en lo más mínimo porque tengo razonamiento propio.

Pruebo nuevos sabores, admiro nuevos paisajes y tengo el descaro de soñar indiscriminadamente en el mundo de las posibilidades por todo el poder que está en mis manos.

 

Y mientras escribo esto sigo expandiendo mis horizontes... Desde un avion de conexión en Roma me dirijo a Ámsterdam, esperando contarles más de mis aventuras!!!!

 

Vivian

-------------------

Este escrito fue una inspiración en respuesta a "Palabras que Matan" de Sarita. Visita su blog! Es genial.

www.cafeconteclas.com



 

Categories: None

Post a Comment

Oops!

Oops, you forgot something.

Oops!

The words you entered did not match the given text. Please try again.

Already a member? Sign In

0 Comments